Reclamación ADM puesto fijo

Es el momento de reclamar por tu fijeza

El pasado 22 de febrero de 2024 el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) pronunció una sentencia de gran trascendencia para los miles de trabajadores no fijos del sector público español y para los funcionarios interinos de las Administraciones Públicas.

La Sentencia del TJUE afecta a cualquier tipo de administración pública, por lo que tanto la administración del Estado, como la autonómica y local estas afectadas por la resolución del tribunal europeo.

Un empleado no fijo es alguien que no ha obtenido la plaza por oposición pero que, al llevar mucho tiempo encadenando contratos temporales, obtiene la condición de indefinido, aunque no de fijo por no tener aún esa plaza “en propiedad”.

 

La Sentencia del TJUE ante los abusos de la temporalidad

La sentencia tiene su origen en una demanda interpuesta por tres empleados públicos que trabajaron “durante muchos años”, desde 1994 en los dos primeros casos y desde 1998 en el tercero, con contratos temporales sucesivos porque no se convocaron las plazas para cubrir esos puestos de manera permanente.

El Tribunal entiende, en virtud del Acuerdo Marco (artículo 5) sobre trabajo de duración determinada, que esa consecución de contratos debe entenderse como contratos de duración determinada ya que pueden equipararse a una renovación tácita y automática de los mismos.

Subraya que una “interpretación restrictiva del concepto de ‘sucesivas relaciones laborales de duración determinada’ permitiría emplear a trabajadores de forma precaria durante años” y podría llevar a excluir “un gran número de relaciones laborales de duración determinada de la protección de los trabajadores perseguida por la normativa europea”.

También podría facilitar, añade el tribunal, la “utilización abusiva de dichas relaciones por parte de los empleadores para satisfacer necesidades permanentes y estables en materia de personal”.

El Tribunal europeo acusa a España de no disponer de la normativa nacional que cumpla con el Acuerdo Marco sobre el trabajo de duración determinada. En este sentido considera que una opción es convertir esos contratos en fraude de ley en fijos de forma automática.

 

La importancia de reclamar a la administración

De la interpretación de la sentencia del TJUE se deriva que los empleados públicos no fijos y los interinos puedan ser considerados trabajadores fijos, una declaración que corresponde hacer a los tribunales españoles, por lo que los miles de empleados públicos pueden, según sus circunstancias y la temporalidad, proceder a realizar reclamaciones ante los tribunales españoles.

El Estado podría tratar de reformar el Acuerdo Marco para tratar de regularizar la situación, por lo que es importante contar con el asesoramiento adecuado para valorar si es conveniente iniciar un proceso antes de que los beneficios que ha establecido el TJUE puedan cambiar.

 

Resoluciones de los tribunales españoles

La sentencia europea afecta a nuevas reclamaciones y las que ya estaban pendientes de resolver en los tribunales españoles.

En estas últimas semanas son varios los juzgados de lo social que han comenzado a aplicar los efectos de la sentencia del TJUE confirmando la fijeza de varios empleados públicos:

El Juzgado de lo Social número 9 de Bilbao ha sentenciado que una camarera-limpiadora del Instituto Foral de Acción Social (IFAS) de Bizkaia debe ser considerada como fija de plantilla, tras una sucesión de 155 contratos temporales desde 2005.

El Juzgado de lo Social número 26 de Madrid (JS 26 de Madrid) en su sentencia núm. 26/2024 de 23 de febrero, ha declarado fijo (relación laboral indefinida) a un trabajador de Telemadrid como consecuencia de la concatenación de contratos temporales.

Si eres un empleado interino de la administración o un trabajador no fijo no dudes en contactar con el área de laboral de MJPeraza y contar con un asesoramiento especializado que pueda analizar tu situación y, en su caso, proceder con la reclamación ante los tribunales laborales para conseguir los beneficios declarados por la sentencia del TJUE.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario